Permite a los beneficiarios del seguro tener una mínima seguridad económica ante el riesgo de muerte o invalidez absoluta o permanente del Asegurado.